Spread the love

El ser humano está en constante cambio. Lejos de preocuparnos y aferrarnos al pasado, debemos estar dispuestos a afrontar lo que venga, que puede incluso ser mejor.

Los cambios forman parte de la naturaleza. La vida está compuesta por ciclos, fases y etapas, y el ser humano debe ser parte también de ese movimiento vital. Cambiar es sinónimo de crecer: algo a lo que no deberíamos tenerle miedo.

No obstante, si enfocamos nuestra realidad de un modo adecuado, podemos «reinventarnos», o descubrir incluso aspectos insospechados que nos traen nuevas ilusiones. Te invitamos a reflexionar sobre ello.

Por qué hay personas que afrontan mejor los cambios

Seguro que en tu contexto social más próximo conoces a alguien que, por ejemplo, ha superado su separación de un modo muy positivo, con normalidad. Los hay que, ante enfermedades muy duras, siempre dan lecciones gracias a su optimismo, a una fuerza vital que no se sabe de dónde les brota.

Nunca te resistas al cambio; es una forma inútil de sufrimiento que debemos evitar. La aceptación es el primer paso de la lucha posterior por «reconstruirse», por seguir avanzando en el sendero vital.

El cambio es un momento para la oportunidad

Es posible que hayas tenido que dejar atrás algo que te definía, algo que hasta no hace mucho te hacía feliz. Lejos de temer a la soledad o a la incertidumbre que provoca el cambio, afróntalo como una oportunidad.

  • Sabemos que no es fácil llevarlo a cabo. No obstante, si tienes claro que el propósito de la vida es ser feliz, entenderás que es necesario buscar nuevas puertas, nuevas oportunidades.
  • La confianza personal, una buena autoestima y la propia determinación por sonreír de nuevo te hará recordar que «aún quedan muchos trenes a los que subir».

El ciclo vital está lleno de variaciones, y ello, lejos de darnos temor, nos debe motivar, nos debe obligar a formar parte de ese movimiento armónico que es crecer, madurar, amar, crear vínculos. Construir, al fin y al cabo, la propia felicidad.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *