Spread the love

Nadie las quiere, pero cuando surge una crisis, es necesario estar preparado. Independientemente del tipo o del área que afecta, una crisis puede comprometer la continuidad de la operación y, por lo tanto, es necesario contar con el liderazgo adecuado, para contener la situación, establecer una estrategia para superarla y mantener al equipo cohesionado y en busca de un objetivo común.

Por eso hoy te comparto 6 puntos claves para aprender a llevar nuestro proyecto a la cima:

1. Liderazgo Fuerte

No significa ser un dictador, si no que el equipo te acepte como líder.

Ahora es el momento de decirles a todos que tú eres quien va a liderar, de solicitar la implicación en el proyecto, de ofrecer la ayuda para crecer personal y profesionalmente.

También es el momento de hacer introspección y de preguntarle a los demás como te ven y como quieren que seas.

Preocúpate de reunirte con todos y cada uno de los miembros del equipo y de hacerlos parte de la toma de decisiones.

2. Metas Comunes

Debes tener claro hacia donde se dirige la empresa, o si no navegarás la deriva.

Fija las metas de forma específica, medible, accesible, orientadas a resultados y con tiempo definido y debes traspasarlas a toda la organización para que trabaje en ellas.

3. Reglas de Juego

Todo grupo funciona de acuerdo a reglas, escritas o no. Y si no eres tú quien pone las reglas, alguien más lo hará por ti? que seguramente no coincidirá contigo. Por lo tanto, establece reglas claras y comunícalas para que se cumplan.

En una organización formal la cultura debe ser la base de la relación.  No se implanta de la noche a la mañana, pero si no se empieza, nunca se acabará.

4. Adaptabilidad

En un momento de crisis, los procesos y situaciones cotidianas sufren alteraciones de manera inevitable. De esa manera, un líder necesita ser capaz de identificar esos cambios, reconociendo rápidamente el nuevo escenario que debe enfrentar y adaptarse a él.

5. Empatía

Los tiempos de crisis generan confusión y turbulencias que afectan a las personas en diferentes medidas. Es en estas condiciones donde el líder debe mostrar sus capacidades para contener a su equipo, mostrándole su empatía, o capacidad de comprender y ponerse en el lugar de los demás, asegurándoles que entienden cómo la situación afecta a cada uno.

Para lograrlo es importante crear y mantener canales efectivos de comunicación. El diálogo es fundamental para las partes involucradas manifiesten su sentir, lo que reduce además los rumores y fomenta la confianza.

6. Persuasión

Tener la capacidad de influenciar a los demás es una de las habilidades más valiosas que un líder debe tener. Su importancia radica en que se constituye en el eslabón final para todo lo expuesto anteriormente, porque tras adaptarse a un escenario de crisis, comprender el proceso de cambio, recogiendo información, identificando las necesidades o demandas, así como las posibles soluciones, y realizar un diagnóstico que lleve a una toma de decisiones poniéndose en el lugar de los demás, se requiere persuadir a todo el equipo, convenciéndolo y haciéndolo parte del camino elegido para lograr solucionar o destrabar una crisis.

La persuasión se logra echando mano de la inteligencia emocional, paciencia y diplomacia que debe tener el líder, apelando a la razón y al entendimiento de los demás.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *