Spread the love

Es increíble la cantidad de veces que nosotros dudamos de lo que hacemos porque nos dejamos llevar por las demás personas. Esto puede ocasionar que dejemos muchos proyecto a medias y otros ni siquiera lo intentemos.

Reflexiona un momento sobre la felicidad que hay (o no) en tu vida. ¿De qué depende esa felicidad? ¿De ti? ¿De los demás? Un error que cometemos y que nos hace sentirnos infelices es tener que depender de los demás para poder ser felices. Si los demás no están felices nosotros tampoco, pero esto ¡no funciona así! ¿No te sientes identificado con esto? Seguro que con las siguientes situaciones sí.

Ser esclavo del qué dirán, nos hace ser infelices y esto se transmite a nuestras próximas generaciones ¿esto quieres para ellos?

En nuestra vida intentamos siempre quedar bien con los demás. ¿Con qué objetivo? Con el de evitar que hablen mal de nosotros, acabar en disputa, sentirnos mal por creernos culpables… En definitiva, siempre que podamos vamos a agachar la cabeza con el objetivo de seguir en nuestra línea y no crear conflictos.

Pero esto no funciona así. Si surgen diferencias entre dos personas y esto da lugar a un conflicto, ¡no te sientas mal! Piensa que ambos tenéis que respetar la opinión contraria y si alguien se muestra reacio a ello no es digno de hacerte sentir mal.

No es ningún hecho revelador que nosotros seamos los que dirijamos nuestra vida. Y sí, a veces pasan cosas con las que no contábamos, pero en parte, la esencia de nuestro camino trata de resolver conflictos y crecer por dentro. Solo tomando las riendas de tu vida, podrás ser feliz.Y si quieres empezar a saber cómo hacerlo, te recomendamos que empieces por dejar de quejarte y ponerte excusas. Esforzarse y cuidarse son las dos premisas básicas. ¿Quieres saber más sobre cómo ser feliz?

cuestiones fundamentales que ayudarán a tu felicidad trata sobre ti mismo. Cuidarte, quererte, valorarte… son cosas indispensables para ser feliz, pero antes de eso hay algo de vital importancia: conocerte.En los tiempos que corren, tener tiempo para nosotros mismos es casi una utopía. Por eso, la mejor forma de cuidarnos es dejar un rato al día para nosotros. Puede que estés pensando que no tienes tiempo, pero te aseguramos que la inversión en ti mismo, te saldrá de lo más rentable.Conocernos es una forma de ahorrarnos tiempo en otras muchas situaciones. Al entendernos y saber gestionar nuestras emociones, podremos resolver mejor los conflictos e ir a por las metas que deseemos.

Lejos de ser egoísta, pensar en uno mismo es esencial, no solo para poder alcanzar la felicidad, sino también para poder hacer felices a otros, en la medida de lo posible. Para ser feliz debes pensar en ti antes que en nadie, pues es la única forma de cuidarnos como nadie lo hará.Pensar en ti significa que pienses en lo que deseas en la vida. Pocas personas se paran a pensarlo, y en lugar de ello, hacemos lo que automáticamente nos han enseñado. Párate a pensar en tus necesidades y tus anhelos y después, en el modo de conseguirlos.Perseguir tus sueños es la mejor forma posible de pensar en ti. Tus objetivos pueden ser a largo o a corto plazo, pero lo importante es que lo hagas porque quieres, y es que, si no disfrutas intentándolo, no podrás ser feliz. Olvídate de que suene egoísta, porque pensar en ti es la única forma de alcanzar la felicidad. Y es que nadie, te conocerá ni te cuidará como tú mismo sabes.

La vida y tus reglas se rigen bajo tus términos, hazlo y empezarás a transformar tu vida.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *