Spread the love

El coraje no siempre ruge, a veces sólo es una silenciosa pero poderosa voz interior que dice: “mañana lo volveré a intentar”

No siempre haremos las cosas como si estuviéramos en una carrera. A decir verdad estoy en contra de eso, porque cada uno tiene un proceso. Pasa por una etapa distinta. Realmente de nada vale llegar a la meta no disfrutaste del proceso y tal vez no todo lo hiciste de la forma correcta.

La vida no es una carrera donde el mejor gana por rapidez, creo que el verdadero ganador es aquel que hizo las cosas bien, que puede dormir con su conciencia tranquila y sobretodo que nada ni nadie puede hablar mal de esa persona. Tal vez no seremos pepitas de oro para gustarle a todo el mundo, pero si podemos demostrar con acciones y resultados que el camino fue el correcto.

¿Por qué te digo esto? Porque a veces las mejores cosas no necesitas gritarlas y publicarlas para que todos se enteren, sino puedes simplemente dar pasos silenciosos que te ayuden a seguir creciendo e ir disfrutando el haber conocido a las personas que tocó en su momento, aprendiste mucho de cada paso que das. Y te ayuda a ser mejor.

Si te digo esto es porque en tu proceso también aparecerán personas que querrán retarte a hacerlo por competencia. Y es posible que te sientas tentado a empezar a correr, pero no lo hagas. Porque habrás caído en su trampa.

¿ Tú tienes sueños? Si, ¿ Son iguales que el de tu amigo o amiga? No, entonces no tienes porque competir. Tal vez él o ella tengan habilidades distintas. Y cada uno bajo su capacidad va a poder lograrlo. Pero te aconsejo que no sigas como ovejita simplemente por querer encajar con ellos. Es lo peor que puedes hacer.

Ahora, ya sabemos que todo no es color de rosa cuando se trata de emprender, de ser nuestras propias jefas, de empezar a reclutar para tener un equipo solido es complicado, no es nada fácil. A veces tratar de involucrar a tantas personas con diversos sueños, hace que dudemos de los nuestros. Pero todo es cuestión de recuperar la confianza con la que lograste que se animarán a ser parte de tu equipo y así lograrás reactivar tus sueños.

Cuando tengas obstáculos.. recuerda: «Siempre hay un mañana para volver a intentar» Para volver a soñar, para voler a confiar, para volver a luchar por cumplir mis objetivos y ayudar a que otros también cumplan sus sueños. Siempre hay otro dia para crecer y seguir avanzando.

Nunca dudes de ello y hoy puedes empezar.

¡Hoy puedes empezar!, la tecnología está de tu lado.

¡Anímate a dar el primer paso hoy! Con una PC y una conexión a Internet, hoy puede empezar a administrar su negocio desde el hogar. La tecnología está de tu lado, facilitará el nacimiento y crecimiento de tu emprendimiento. Ni siquiera tú tienes que disponer de equipo propio para intentarlo. ¿Por qué no intentarlo? Tienes muchas razones ¡para hacerlo!

Procesos negativos y obstáculos siempre habrán en nuestro camino del emprendimiento. ¿ Te imaginas qué aburrido sería si todo fuera color de rosa, facil y sencillo? No habrían retos y no empezarías a explorar tu máximo potencial. Tomalo asi, cada nueva experiencia es un reto que te ayuda a descubrir hasta dónde puedes llegar.

Y no te olvides que mañana puedes volver a intentar.

Tu amiga y coach.

Elizabeth Gamero

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *